CONTABILIDAD GUBERNAMENTAL






Sistema Integral de Contabilidad Gubernamental






Sistema Integral de Contabilidad Gubernamental

Conceptualización

La contabilidad gubernamental es la técnica que registra sistemáticamente las operaciones que realizan las dependencias y entidades de la administración pública, es decir los sucesos económicos identificables y cuantificables que le afectan, con el objeto de generar información financiera, presupuestal, programática y económica que facilite a los usuarios la toma de decisiones.

Es una disciplina que parte de la contabilidad empresarial, de la cual se extraen sus principios y preceptos, adaptándolos, para prescribir una serie de técnicas destinadas a captar, clasificar, registrar, resumir, comunicar, e interpretar la actividad económica, financiera, administrativa, patrimonial y presupuestaria del Estado. Estableciendo así, un sistema de información de las organizaciones públicas, enmarcadas en una estructura legal predefinida.

Marco Legal

La contabilidad gubernamental se sustenta en un amplio marco jurídico, el cual se compone por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, 14 leyes específicas, cuatro reglamentos de ley, dos decretos y un acuerdo. De estos ordenamientos se desprenden los principales atributos y requerimientos que deben cubrir los sistemas de registro de los ingresos y egresos de las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal.

Antecedentes

La evolución de la técnica contable del Gobierno Federal, así como la organización hacendaria, y en general la Administración Pública, se encuentran históricamente determinadas por el desarrollo del Estado mexicano y de sus instituciones públicas.

El actual sistema de contabilidad gubernamental acumula valiosas contribuciones de varias generaciones de servidores públicos, mismos que han enriquecido el desarrollo de la técnica contable. Puede considerarse como su antecedente más remoto el Decreto del Arreglo de la Administración de la Hacienda Pública promulgado en 1824.

En los primeros años del México independiente la preocupación más inquietante del Congreso Constituyente 1823-24 fue organizar la Hacienda Pública Federal, de ahí que se considerara como un imperativo crear una Tesorería General con el propósito de concentrar en una dependencia todos los elementos que permitieran conocer el verdadero estado de las rentas y de los gastos. A través de la Constitución Federal se estableció la obligación de los secretarios de despacho de dar cuentas del estado de sus respectivos ramos al Poder Legislativo en sus sesiones anuales.

De lo anterior se desprende que se ubique dicha época como una de las fundamentales en el origen de los sistemas para el registro de las operaciones contables del ingreso y egreso del Gobierno Federal.

Muchas han sido las transformaciones que de esos años a la fecha se han incorporado a los sistemas contables, tanto de carácter administrativo, organizacional y jurídico, como técnico y operativo, las cuales permitieron en su momento que los sistemas de contabilidad respondieran a las demandas de control e información de las finanzas públicas.

Hasta el año de 1976 las funciones de contabilidad se realizaron bajo un sistema centralizado, que consistía en llevar en una sola entidad la contabilidad del Gobierno Federal. Este sistema logró satisfacer las necesidades de información y fiscalización; sin embargo, con la expansión del Sector Público se manifestó un conjunto de limitaciones en su operación, de las cuales podemos mencionar como principales, las siguientes :

Como resultado de la Reforma Administrativa iniciada a mediados de la década de los setentas, y con el propósito de otorgar mayor agilidad, eficiencia y eficacia al pro-ceso presupuestario, se optó por la descentralización del gasto público, haciendo responsable a cada dependencia del Sector Público Federal de la administración y registro de sus respectivos presupuestos de egresos.

Una consecuencia lógica de estas reformas fue el establecimiento del Sistema Descentralizado de Contabilidad, mismo que estuvo en operación de 1977 a 1985, y se conformó por cuatro subsistemas: Ingresos, Egresos, Deuda Pública y Fondos Federales. Bajo este esquema el registro de las operaciones se empieza a llevar en cada dependencia, quienes se responsabilizaron de conservar la documentación comproba-toria. La contabilidad de cada ramo se llevaba de manera independiente, bajo criterios de registros iguales.

Este sistema significó un avance notable en virtud de que se responsabilizó a cada dependencia del Sector Público de llevar su propia contabilidad. Sin embargo, el grado de independencia con que operaba cada uno de los centros contables trajo serias complicaciones para la conciliación de los registros efectuados.

Por lo anterior, se hizo necesaria la introducción de un mecanismo que permitiese la vinculación de todos los subsistemas. De esta manera en 1985 se establece el Sistema Integral de Contabilidad Gubernamental, el cual tiene como un elemento distintivo la utilización de las Cuentas de Enlace que permiten la interrelación entre dos o más subsistemas en el registro de las operaciones.

Sistema Integral de Contabilidad Gubernamental

  1. Características Generales Registra las operaciones que realizan las dependencias y entidades que conforman el Sector Público Federal.

    Se lleva en forma descentralizada, lo que significa que cada dependencia o entidad es responsable del registro contable de las operaciones que realiza y de conservar la documentación comprobatoria. En este sentido, son responsables de la veracidad de las cifras consignadas en su contabilidad, de la representatividad de los saldos contables, del apego a los Principios Básicos de Contabilidad Gubernamental y de la aplicación correcta de las normas, lineamientos e instrucciones que dicta la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

    Un aspecto significativo del Sistema Integral de Contabilidad Gubernamental es que los gastos deben ser reconocidos y registrados como tales en el momento en que se devenguen y los ingresos cuando se realicen, de conformidad con los principios básicos en la materia. Asimismo, las operaciones se registran simultáneamente en cuentas de balance y en cuentas presupuestales en el rubro de orden; esta circunstancia permite visualizar paralelamente en un estado financiero y en un estado presupuestal el registro de una misma operación, así como su impacto en el patrimonio de la Federación, en el Presupuesto de Egresos, en la Ley de Ingresos y el movimiento de los fondos a cargo de la Tesorería de la Federación.

  2. Objetivos

    Los objetivos básicos del Sistema Integral de Conta-bilidad Gubernamental son los siguientes:

  3. Estructura

    El Sistema Integral de Contabilidad Gubernamental se estructura por cinco subsistemas, los cuales, con excepción del correspondiente al Paraestatal, se relacionan y complementan como ya se mencionó, por las cuentas de enlace.

  4. Marco Normativo

    La contabilidad gubernamental cuenta con un amplio marco normativo, mismo que sustenta la adecuada captación y registro de las operaciones que realizan las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal.

    El instrumento básico para la operatividad del sistema es el Catálogo de Cuentas, el cual agrupa un conjunto de conceptos homogéneos, cuya ordenación facilita distinguir y formar subagrupaciones generales y de orden particular. Es un clasificador flexible, ordenado y pormenorizado de las cuentas de mayor que se utilizan para el registro de las operaciones. La estructura de cada cuenta se conforma de cuatro niveles de clasificación y cinco dígitos. Tiene como principales elementos el género, el grupo, la clase y la cuenta específica. Permite incorporar nuevas cuentas sin modificar su estructura original.

    Los Manuales de Contabilidad son también instrumentos normativos básicos para el sistema. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público emite manuales específicos para cada uno de los subsistemas, en los que se integran los criterios y lineamientos para el registro de las operaciones.

    Los manuales se complementan con instructivos de manejo de cuentas y la guía contabilizadora, el primero describe en forma detallada los distintos conceptos de cargo y/o abono por los que cada cuenta deberá ser afectada, indicando el número respectivo, su denominación, clasificación y naturaleza, así como la representatividad de su saldo.

    La guía contabilizadora contiene la descripción detallada de las operaciones; menciona los documentos fuente que respaldan cada operación, señala su periodicidad durante un ejercicio, incluye los números de las cuentas a afectar e indica el subsistema con el que se enlaza.

    Adicionalmente al catálogo y los manuales el Sistema Integral de Contabilidad Gubernamental dispone de otros apoyos normativos en materia de registro contable, entre los que se mencionan los siguientes:

    Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados.- Reglas o normas desarrolladas por la técnica contable en general, que se observan para registrar las operaciones y la presentación de estados financieros.

    Principios Básicos de Contabilidad Gubernamental.- Fundamentos esenciales para sustentar el registro correcto de las operaciones, la elaboración y presentación oportuna de estados financieros, basados en su razonamiento, eficiencia demostrada, respaldo de legislaciones especializadas y aplicación general de la contaduría gubernamental, (ver boletines 1 y 2)

    Manual de Normas y Procedimientos para el Ejercicio del Gasto en la Administración Pública Federal.- Establece las normas y procedimientos para el ejercicio presupuestal, fundamentadas en las disposiciones emitidas en los ordenamientos legales vigentes y en la normatividad administrativa en materia de servicios personales, obra pública, adquisiciones, deuda pública, transferencias y fideicomisos públicos.

    Clasificación por Objeto del Gasto.- Listado orde-nado, homogéneo y coherente que permite identificar los bienes y servicios que el Gobierno Federal requiere para desarrollar sus acciones. Tales como servicios personales, arrendamiento de edificios, adquisición de mobiliario y equipo de oficina y demás materiales necesarios para su operación, (ver boletínes 1 y 2)

    Normas de Información Financiera.- Lineamientos emitidos por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público destinados a las Entidades del Sector Paraestatal, que regulan aspectos específicos de la técnica contable.

Norma para la Desincorporación de Entidades Paraestatales.- Conjunto de procedimientos adminis-trativos y contables a observar en el proceso de desin-corporación de las entidades paraestatales mediante cualquiera de sus posibles formas: fusión, disolución, liquidación, extinción, transferencia o venta.

Catálogo de Reclasificación de Cuentas del Sector Paraestatal.- Documento que permite a las entidades del Sector Paraestatal agrupar en forma homogénea su información contable, a efecto de integrarla en la Cuenta de la Hacienda Pública Federal.






    Anterior